Gente con clase
Puntos de vista

Gente con clase y clases de gente

Hoy iba a comenzar con el “Volumen I de las Crónicas Ladrónicas” de este país ya que las sentencias del caso Nóos siguen en mi cabeza al igual que eso de que la justicia no es igual para todos, sin embargo, voy a dejar a un lado la indignación que ello me produce porque lo que predomina en mi estado de ánimo es la tristeza por el fallecimiento de Pablo Ráez.

El hecho de haber pasado por un cáncer me hace sensibilizarme mucho con estas cuestiones y más cuando veo que alguien, por desgracia, al final pierde la batalla. A pesar de ello y de todas las personas que pierden también su batalla a diario, por fortuna, quedan los logros de gente como Pablo, así como las buenas noticias de esos otros muchos que consiguen salir adelante.

Hay personas luchadoras que se esfuerzan en ayudar a los demás y son capaces de disparar en solo un mes las donaciones de médula y hay otras que, aun nadando en la abundancia, solo se esfuerzan en robar mientras su país está inmerso en una gran crisis económica. Brutal contraste, ¿no?

Mis condolencias a la familia y amigos y mi más sentido homenaje a Pablo Ráez y a toda la gente con clase que todavía existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *