Valdepeñas
Poemas

Valdepeñas

En un lugar de La Mancha,
cuyo nombre disfruto evocando,
enormes viñas, excelentes caldos
dan renombre a Valdepeñas.

Tierra donde vivo sin vivir en mí
cuando mi copa de vino espero
y con tanta ansia la deseo
que bebo porque sino muero.

Con cien bodegas por banda
y enormes hectáreas de viñedos
se corta el racimo para que el bodeguero
pueda atender toda la demanda.

Su Avenida de las Tinajas te recibe,
mientras bodegas y viñas la flanquean,
como destino o breve alto en el camino,
es de obligada visita Valdepeñas.

Lugar donde la copa de vino no viene sola,
ya que siempre va bien respaldada
de la tapa que acompaña en su cometido
el paso del caldo por la garganta.

Sus Fiestas del Vino inauguran septiembre
coincidiendo con la época de vendimia,
el disfrute del vino se vive en el mejor ambiente,
acompañado de su deliciosa gastronomía.

En sus festejos destaca el Túnel del Vino,
evento para dar a conocer sus caldos y sus bodegas,
ideal para difundir y disfrutar de la cultura del vino,
no en vano su edición alcanza casi la veintena.

Blancos de airén, macabeo o verdejo,
también de chardonnay o sauvignon.
Tintos cencibel, syrah o garnacha,
petit verdot, cabernet o merlot.

Observa el color de los matices del vino,
acerca tu nariz dos veces a la copa
una para percibir su olor reposado
y para los aromas en movimiento, la otra.

En el momento de la cata presta atención
a sabores, con sus texturas y matices,
para percibir aquello que el vino te transmite
recordando que el primer trago es el mejor.

Vino tinto, vino tinto
reposando en tu tinaja,
nadie se detiene a oír
tu fermentación maloláctica.

Y todo un eco de vendimiadores
va entonando la canción:
tras la vendimia, despalillar y estrujar,
para luego macerado y fermentado,
tras la prensa toca volver a fermentar
y, si aplica, la crianza y el trasegado.

_______________________________________________

El inicio de este poema está inspirado en el comienzo de “El Quijote” y alterna versos de creación propia con otros inspirados también en poemas de clásicos que me gustan mucho, como son “Vivo sin vivir en mí” de Santa Teresa de Jesús, “Canción del pirata” de José de Espronceda, “Recuerdo infantil” de Antonio Machado y “Romance del Duero” de Gerardo Diego.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Join the discussion

  1. Sagrario Sanz Barreras

    Leyéndolo se me hacia la boca agua, que bonito!!!!!!

  2. mary

    que grande! Me ha encantado 🙂

  3. luis Garcia

    Me has descubierto otros matices importantes del vino.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *