Soledad
Poemas

Soledad

Soledad, te aferras a mí como mi sombra,
evocando con tu presencia mis ausencias,
causando una melancolía que me aborda,
me perturba, me abruma y me condena.

Solo tú traes jornadas silenciosas
y haces cada tonalidad tan sigilosa
que generas esa sensación cargada
con la evidencia de sentirme sola.

Soledad,
¿qué más quieres de mí?
Ya no te puedo dar nada,
si me siento clausurada
entre las telarañas que yo tejí.

Las confeccioné como defensas,
pero, con el paso del tiempo,
se tornaron en reticencias
hasta llevarme al aislamiento.

¿Quizás estoy mejor sola
que acompañada de
miradas reprobatorias?
Quizás lo que excede a mi soledad
es precisamente lo que me sobra.
Más vale sola, que acompañada,
sea la compañía buena o mala.

Si soy yo quien decide estar sola,
sabré que ella nunca me abandona,
si la soledad está aquí conmigo,
sabré que, con ella,
siempre estaré sola.

Sin nadie y con ella,
siempre juntas.
Soledad,
quédate conmigo
y déjame a solas
con mis ausencias.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *