Retórica política
Poemas

Retórica política

Quieres apagar el sonido de mi voz
a base de tu retórica mal elaborada,
de discursos anclados en el error,
en incoherencias y banalidades varias.

Porque la retórica lo que hace es estudiar
la forma y propiedades de un discurso,
el cual tú te empeñas en adulterar
con falacias que rayan en lo absurdo.

No hay forma elegante en tu dicción,
y no me conmueven ni me deleitan
unos alegatos tan cerca de la ficción
que hasta tú te crees a duras penas.

Tu perorata no tiene poder de convicción
que, una y otra vez, ofende mi inteligencia,
pero, para otros, se erige como una oración
que acentúa más si cabe tanta ignorancia.

Verte abrir la boca me provoca estupefacción,
rechazo y repulsión de tus ideas a partes iguales,
pero sobre todo la incredulidad y el estupor
de saber que otros tantos sí las comparten.

Me cuesta creer que halles seguidores
cuando la falsedad se erige como tu bandera,
quizás es que más bien son incondicionales
de la manipulación verbal más extrema.

No es posible acabar con tu discurso atroz
ni con mil alegatos muy bien argumentados
porque tus palabras forman un monólogo
de insensatez y embustes desmesurados.

Tu política sin escrúpulos ha llegado a un nivel
donde la insensatez y la codicia se dan la mano
y donde la cota de incompetencia llega a ser
lo que más prevalece en tu absurdo y vil ideario.

No lograrás apagar el sonido de mi voz
ni aunque el volumen de la tuya me exceda
porque los decibelios no pueden camuflar
una parrafada repleta de retrógradas ideas.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *