No estás
Poemas

No estás

No estás en ningún sitio, por eso te busco
en los reflejos de los charcos de las noches sin luna,
en el lugar donde, de repente, se desvanece el viento
en el otoño y sus ramas vacías de hojas caducas.

Insisto en buscarte por si pudieras estar
en alguna mirada perdida en el infinito,
escondido detrás del telón del horizonte o, quizás,
en los restos de juventud de unos ojos marchitos.

Araño la oscuridad buscando una luz inexistente,
acaricio las espinas de las rosas en busca de suavidad,
sabiendo que nada es igual cuando todo es diferente,
sabiendo que nada he de buscar si tú ya no estás.

Y si miro al mar, apenas intuiré su profundidad,
ni diferenciaré cada gota que vierta la lluvia,
como no encontraré ninguna aguja en su pajar,
ni habrá ser en la tierra que me baje la luna.

Porque si la luna sale esta noche,
lo hará sin sus influjos ni sus brillos,
al igual que mañana cuando salga el sol
no traerá calor, sino tan solo frío.

Si no estás,
se romperán todas las rimas.
Si no estás,
perecerá mi poesía.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *