Humo
Poemas

Humo

Quiero acariciarte pero desapareces,
en tu sutil consistencia desvanecida,
trastocando totalmente mis anhelos
y haciendo que pasen a mejor vida.

Tu forma vaporosa fue producto
de lo volátil de nuestros deseos,
los tuyos que nunca existieron,
los míos que de repente murieron.

Esencia que se escapa entre mis dedos
evocando los recuerdos del pasado,
con la certeza de no poder aferrar
aquello que nunca quiso ser aferrado.

Tu presencia ha transmutado en humo,
que se ha escabullido entre el viento
y ha trascendido directo hasta las nubes,
dejando atrás un sinfín de sentimientos.

Cuando te hayas disipado del todo,
intentaré difuminar cualquier eco,
que evoque tu forma voluble,
que sugiera el perfil de tu cuerpo.

Pero ahora el humo de mi cigarro
me resulta una cruel compañía,
evocando recuerdos aciagos
en sus bocanadas languidecidas.

Y hora el humo de mi cigarro
me hace tenerte presente,
buscando tu forma en su humo,
nublando la nitidez de mi mente.

El humo es el evidente estado
de algo tan sutil y desvaído
que apenas se había fraguado
porque apenas había existido.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *