Ecos
Poemas

Ecos

Ecos, esos fenómenos acústicos
como choque de ondas sonoras,
provocando la repetición del sonido
que regresa a su fuente emisora.

Difuminados, remotos, etéreos,
sonidos tan llenos de sentido,
estertores de gritos emitidos
anclados a un lugar desconocido.

Voces que nunca se desvanecen,
pues sus ecos son tan constantes
que, a veces, hasta prevalecen
a pesar de intentar acallarles.

Demonios pugnando por salir
de los más profundos avernos,
para tratar de liberarse por fin
del peso de tantos lamentos.

Lo cohibido lucha por salir,
busca un desahogo necesario.
El dolor tiene mucho que decir
cada vez que resulta sublimado.

Ahora, es el momento de decidir
y de permitir que todo aflore,
no se pueden tratar de cohibir
los motivos de tantos dolores.

Cuando no haya nada que reprimir,
cuando se libere lo más profundo,
tantos nudos se romperán al fin
y a la liberación le llegará su turno.

Inspira profundo y, a continuación,
espira con todas tus fuerzas,
trata de expulsar de tu interior
todo aquello que debe estar fuera.

Esos ecos deben morir,
deben dejar de ser ecos,
no pueden volver a venir,
sino quedarse bien lejos.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *