Deshojando margaritas
Poemas

Deshojando margaritas

Me he desprendido de pesares
deshojando margaritas de temores,
como pétalos,
uno a uno fueron cayendo,
como pétalos,
se marcharon con el viento.

Esos temores que transmutaron
de prevalentes a nimiedades
y como vinieron se marcharon
al revelarse tan insignificantes.

¿Cómo se habían gestado
y qué constituyó su alimento
para echar profundas raíces
y ejercer tan fuerte sustento?

El motivo ahora da igual,
lo importante es que se fueron
y que jamás regresarán
porque yo ya no los quiero.

Como el polen se esparcieron
hasta quedar difuminados,
pero ya no germinaron,
simplemente se murieron.

El aroma de las rosas
es el que ahora me acompaña,
su esencia me es tan grata
como la mejor compañía,
y sus espinas no son amenazas
si ya ni siquiera me pinchan.

Allá donde alcance mi vista
solo me recrearé en la belleza
y obviaré esos intentos dañinos
para que no logren su prevalencia.

En el jardín de la vida
para todo hay cabida,
pero quita las flores muertas,
siega las malas hierbas,
haz una bella siembra
y tendrás el mayor vergel
que te imaginas.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Join the discussion

  1. Sagrario Sanz Barreras

    Precioso, me ha encantado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *