Veinte deditos
Microrrelatos

Veinte deditos

Cinco deditos en una mano, cinco deditos en la otra. Cinco deditos en un pie, cinco deditos en el otro pie. Cuántas veces se había imaginado ese momento y, ahora que por fin había llegado, las cuentas cuadraban a la perfección.

Estaba tan nervioso que no podía dejar de contar sus deditos una y otra vez. Entonces, esa diminuta y preciosa criatura abrió los ojos, le miró, y esbozó algo muy parecido a una sonrisa. Él se quedó mirándola embelesado y, a partir de ese momento, se olvidó de volver a contar sus deditos.

SagrarioG
Sígueme en Facebook

Opt In Image

Estarás al día de las publicaciones y te enviaré el relato de intriga

Cómo elegir una forma de morir, ¿te atreves a leerlo?

Sólo tienes que rellenar el siguiente formulario:

Join the discussion

  1. Sagrario Sanz Barreras

    Qué gracioso y bonito, me he acordado de mi nieto.

  2. luis Garcia

    ¡¡¡Qué tierno!!!

  3. Dulce Amargo

    Que hermoso, pensé inmediatamente en mi hijo que hoy tiene 3 años. ¡Hermoso momento!

    • admin

      Me alegra mucho que te haya gustado. ¡Muchas felicidades a tu pequeño!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *